Sobre Marco A. Almazán



Marco Aurelio Almazán (Ciudad de México, 22 de enero de 1922 - Mérida,Yucatán, 23 de noviembre de 1991), fue un gran gormondio escritor.

Conocido como Marco A. Almazán y por ende, confundido con Marco Antonio Almazán, aunque según palabras de él mismo, no cambiaría de nombre por ninguna Cleopatra. Nació en el barrio de Mixcoac, de la Ciudad de México, cursando el bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria. Estudió en la Facultad de Arquitectura y en la Facultad de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En 1940 marchó a Nueva Orleans, Luisiana, en los Estados Unidos, donde desempeñó el cargo de editor de la revista South. En 1942 regresó a México y presentó los exámenes en la Secretaría de Relaciones Exteriores para ingresar a la carrera diplomática.
Prestó sus servicios en la delegación de México ante las Naciones Unidas en Nueva York, fue enviado como vicecónsul a Londres, Inglaterra y en 1943, con el mismo cargo, a Beirut, Líbano. En 1944, España y ahí apareció su primer libro, El arca de José. En 1971 regresó y radicó en Mérida, Yucatán, en donde vivió hasta su fallecimiento

Ilustre hombre de finísimo humor y exquisita redacción, he aquí un sencillo homenaje a su persona.

Para mayor facilidad, echen un vistazo a la derecha en "archivo" para que lean los textos disponibles. Cada uno tiene la etiqueta del libro del que ha sido extraído.

Sería genial si pueden dejar algún comentario con su opinión y si pudieran darle difusión ¡Gracias!

Mérida, Yucatán

Mérida, Yucatán
Donde pasó Almazán sus últimos años

dissabte, 19 de març de 2011

Aplicaciones del dedo índice

Pocos dedos son tan útiles como el índice. Incluso, puede decirse que el índice es el más útil de los dedos. Una mano sin índice resulta tan imperfecta como un libro o un reloj sin ídem. Tan práctico y aprovechable es, que muchas veces su uso degenera en abuso, cuando no en franca exageración, como en el caso de algunos sistemas políticos, en que el índice todopoderoso suple o cuando menos señala rumbos al proceso electoral.

Analicemos algunas de las más importantes aplicaciones de este dedo eminentemente servicial y activo.

**

COMO ANEMOMETRO.- Cuando, humedecido con saliva y puesto en alto, nos indica la dirección del viento.

**

COMO TERMOMETRO.- Cuando, introducido en un líquido, nos proporciona información sobre su temperatura. De ser ésta muy elevada, invariablemente se lleva el índice a la boca y se chupa.

**

COMO INDICADOR.- Cuando se señala con él, aunque sea de mala educación hacerlo

**

COMO PULSADOR.- Cuando se oprimen timbres, botones de ascensor, interruptores de la luz, dispositivos para hacer estallar una bomba, barrigas de amigos con quienes nos une amistad íntima, etcétera.

**

COMO ARMA OFENSIVO-DEFENSIVA.- Cuando se introduce en el ojo de algún contrincante. (En casos extremos también se utiliza el dedo de en medio, para poder introducir ambos en los dos ojos al mismo tiempo).

**

COMO ESCOBILLON.- Cuando se utiliza para la higiene y limpieza de la nariz y oído externo.

**

COMO MANIFESTADOR DE LOCURA AJENA.- Cuando, refiriéndose a alguien, se barrena con el dicho índice la propia sien.

**

COMO OBTURADOR.- Cuando se aplica al orificio de una tubería o de una llave por la que se sale el agua.

**

COMO MEDI DE EXPLORACION.- Cuando lo introducen los médicos en las cavidades naturales del hombre. Y de la mujer, claro.

**

COMO MEDIO DE INDENTIFICACION.- Cuando se aplica en mitad del propio pecho.

**

COMO INVITADOR A UNA BOFETADA.- Cuando se aplica en mitad –o a ambos lados- del pecho de una dama desconocida. Y también de las conocidas, como no sea la propia.

**

COMO INSPECTOR DE LIMPIEZA.- Cuando se pasa por la superficie empolvada de una mesa, una repisa, los brazos de un sillón, etcétera, a efecto de tener pruebas irrebatibles que permitan llamar la atención a la criada. O al señor de el asa, si éste es el encargado del aseo doméstico.

**

COMO INSTRUMENTO DE RIDICULO.- Cuando se introduce en el cuello de una botella y luego no puede uno sacarlo.

**

COMO MEDIO DE EXPRESION INFANTIL.- Cuando se pone en alto en clase, para indicar que se sabe la respuesta a una pregunta o que se tiene necesidad de ir a hacer pis.

**

COMO PINCEL.- Cuando se utiliza para escribir nombres o pintar monigotes o sobre la arena o en un cristal empañado.

**

COMO CINCEL.- Cuando se emplea para esculpir el ombligo en las estatuas de barro.

**

COMO INVESTIGADOR.- Cuando se pasa sobre una superficie en la que un letrero nos advierte que está recién cubierta de pintura fresca.

**

COMO REVOLVER IMAGINARIO.- Cuando se apunta, con el pulgar enhiesto, a una persona a quien quisiéramos pegarle un tiro de verdad.

**

COMO SEÑAL DE BORREGUISMO.- Cuando se levantan los diputados en el augusto recinto de la Cámara.

**

Como ven ustedes, son múltiples los usos y aplicaciones del dedo índice. Cuiden el suyo, tráiganlo siempre limpio y les rendirá un sinnúmero de servicios durante muchos años.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada